La nueva suplementación para la salud

por Sep 7, 2020Healthy

Es frecuente que deportistas de cualquier disciplina te pregunte de suplementos deportivos (vitaminas, proteínas,…) que le ayuden a estar más en forma o para que les ayude a superar sus marcas personales. Pero la Pandemia que se ha sufrido a nivel mundial y el interés por encontrar una posible cura ha hecho que se hable de la nueva suplementación para la salud.

La enfermedad es un resumen de lo que comes, lo que bebes, lo que piensas, lo que respiras, pero lo más importante: ¡Lo que no eliminas!

Hay algunos suplementos que se han nombrado en este periodo de pandemia por el Covid-19, que parecen que ayuda a superar esta infección o que ayuda a prevenirla. Esto podría suponer que a partir de ahora la nueva suplementación para la salud tenga una base donde el sistema inmune tenga mayor protagonismo frente a la proteína, los Bcaas, la creatina… No obstante, llegar a un equilibrio de todos estos suplementos es lo más recomendable. Y que sea un profesional quien oriente sobre cómo y cuándo tomar esta suplementación u otra.

Micronutrición: suplementación para la salud

En la actualidad hay un nuevo término en la suplementación toma una relevancia especial, se trata de la Micronutrición. La Micronutrición consiste en el mantenimiento de la salud y en el tratamiento de diferentes patologías mediante la suplementación con vitaminas y micronutrientes que se encuentran normalmente en el organismo y en los alimentos. La micronutrición restablece el equilibrio químico del organismo a través de la suplementación nutricional con: vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos. La micronutrición se dedica al restablecimiento del equilibrio químico dentro del organismo, consiguiendo el equilibrio nutricional para así prevenir y tratar enfermedades.

Melatonina:

Muchos habréis oído sobre la melatonina. En los dos últimos años hay varios laboratorios farmacéuticos que han desarrollado un suplemento o medicamento (registro sanitario) a base de melatonina. La melatonina es una hormona presente en todos los organismos vivos con concentraciones que varían de acuerdo al ciclo diurno/nocturno, por lo cual ayuda a conciliar el sueño. Realmente la melatonina es considerada como una neurohormona, con funciones que afectan directa y especialmente a la fisiología circadiana. La melatonina es sintetizada a partir del neurotransmisor serotonina y del pigmento malanina. Además de sus efectos sobre la fisiología circadiana, la melatonina posee propiedades antioxidantes. La melatonina a bajas dosis reduce la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. Algunos medicamentos pueden disminuir los niveles de melatonina, como por ejemplo AINES (ibuprofeno,…) betabloqueantes (atenolol,…) y otros (diazepam, diuréticos, anticonceptivos,…). Hay varios estudios que describen como la melatonina potencia el sistema inmune.

Vitamina D:

La vitamina D juega un papel muy relevante entre la suplementación para la salud. Cada vez hay más publicaciones que avalan su importancia. En el ámbito del deporte tiene una doble función, primero la salud del deportista, tanto del profesional como del deportista popular. En segundo lugar, parece que cada vez tiene más relevancia en el rendimiento del deportista.

Estudios sobre la deficiencia en Vitamina D en deportistas:

Si no vamos a estudios en deportistas, encontramos estudios, que evidencian déficit de vitamina D en deportistas especialmente en invierno o en los países con poco sol, con implicación en el rendimiento (Magge y col, 2013) y estudios posteriores confirman dichos resultados, como ejemplo el realizado en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés (Barcelona). Con 408 deportistas de élite, con una edad media 22,8 años y un total de 34 modalidades deportivas diferentes, se encontró que únicamente un 18% presentaba niveles óptimos de vitamina D. Esta deficiencia predomina en deportes cubiertos frente a los deportes al aire libre. Esta deficiencia se observaba en el 87% de los deportistas, incluso en el verano (Valtueña, 2014). Estudios previos

La deficiencia de la Vitamina D constituye un problema relevante ya que puede afectar negativamente al rendimiento físico y a la recuperación. Al mismo tiempo, la comunidad científica ha constatado que unos niveles óptimos de vitamina D mejorarían aspectos como la fuerza, la potencia, la resistencia o la capacidad aeróbica. Distintas publicaciones relacionan la vitamina D con la fuerza muscular, la proporción y diámetro de las fibras musculares de tipo 2, la coordinación neuromuscular y la adaptación cardiovascular al ejercicio físico (Koundourakis, 2014; Owens, 2018; Todd, 2015).

La vitamina D guarda una relación muy importante y compleja con el sistema inmunitario. Unos niveles adecuados de esta vitamina ayudan a fortalecer el sistema inmune y a asegurar que las células inmunes se comuniquen y funcionen correctamente. Por otro lado, la vitamina D ha demostrado disminuir la infección a nivel respiratorio y en el momento actual ha sido relevante en la infección de Covid-19.

Vitamina C

¿Quién no ha oído hablar de la Vitamina C? Creo que todos. Esta vitamina es un potente antioxidante, hidrosoluble con alto poder reductor. Actúa como cofactor de numerosas enzimas implicadas en la biosíntesis del colágeno, carnitina y algunos neurotransmisores. Es una vitamina esencial ya que el ser humano no tiene capacidad de sintetizarla. La función de esta vitamina radica en la capacidad reductora de gran cantidad de reacciones bioquímicas.

  • La vitamina C dona electrones a 8 enzimas: tres en la hidroxilación del colágeno, dos en la biosíntesis de la carnitina, y otras tres en biosíntesis de hormonas y aminoácidos.
  • Interviene en la síntesis de hormonas del sistema nervioso (dopamina,…).
  • Presenta una acción protectora cardiovascular.
  • Actúa a nivel de los linfocitos, activación de los neutrófilos.

Existe abundante literatura científica que relaciona la vitamina C con el tratamiento frente a varios virus (Jariwalla RJ) como el virus influenza, la gripe aviar (Ely JT), el herpes virus (Byun SH) o el virus del zika (Gonzalez MJ). En los pacientes críticos de COVID-19, se han estudiado varias intervenciones farmacológicas complementarias con acción inmunomoduladora como los macrólidos, corticosteroides, inhibidores de la ciclooxigenasa-2, sirolimus, estatinas y vitamina-C (Arabi YM). Actualmente se están realizando varios estudios clínicos con vitamina C administrada de forma intravenosa para el tratamiento del COVID-19 (clinicla trial: NCT04264533, NCT04323514).

Zinc:

El Zinc es un mineral que está presente en numerosos procesos metabólicos. Es un catalizador de aproximadamente 2000 enzimas, que abarca las 6 clases (hidrolasa, transferasa, oxido-reductasa, ligasa, liasa e isomerasa). Por lo tanto, el zinc es biológicamente esencial para muchos procesos celulares, incluidos el crecimiento y el desarrollo, como la síntesis de ADN y la transcripción de ARN (Overbeck S). Hasta el 63% del Zinc se encuentra a nivel muscular u óseo y el 20% en la piel, estando el resto ampliamente distribuido en variables concentraciones en distintos tejidos del organismo.

Una deficiencia de Zinc provoca una atrofia tímica, linfopenia, y respuestas incorrectas de los linfocitos (Shankar AH). El zinc contribuye a la formación de anticuerpos (Wang Y). Los pacientes con infecciones respiratorias altas pueden acortar la duración y severidad de los síntomas con altas dosis de vitamina C y con mayor ingesta de zinc en el comienzo de los síntomas(Maggini S). El Zinc junto con selenio reduce la frecuencia y severidad de las infecciones respiratorias (Girodon F).

Quercitina:

La quercitina es un pigmento natural hidrosoluble perteneciente a los flavonoides, que se encuentra que se encuentra en alimentos vegetales tales como la cebolla, la manzana, el té verde, y negro, vino tinto, … Un estudio realizado por la Universidad de California en ciclistas de élite, observaron mejoría de rendimiento tras la ingesta de quercitina durante 6 meses. Según los investigadores debido a su efecto antiinflamatoria justificaría que los deportistas estudiados obtuvieron una mejoría notable en los últimos 5 km.

Estudios recientes indican que la quercetina podría evitar la entrada del virus en las células, bloqueando el receptor ACE2 (Smith). Será preciso realizar más estudios para determinar confirmar esta acción y determinar su mecanismo de acción.

Otros suplementos: Glutamina

Otros suplementos en auge ahora son: la Glutamina, este aminoácido resulta de gran importancia para el sistema inmune y a nivel intestinal, nuestro segundo cerebro. El ácido alfa lipóico, la n-acetilcisteína… son adaptógenos que cada día van a tener más relevancia, de ellos hablaremos más adelante en nuestro blog.

Dr. Alberto Sacristán

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER EXCLUSIVA

Recibirás ofertas y te enterarás de las últimas novedades de nuestros productos y noticias.

¡Te has suscrito con éxito! Confirma tu suscripción en el email que vas a recibir.