Y cómo incluir los frutos secos en tu día a día

Con la mala prensa que han tenido durante años, ya era hora que los beneficios de los CACAHUETES tuvieran el reconocimiento e importancia nutricional que se merecen.

Cuando un alimento tiene un porcentaje elevado de grasas y calorías, no significa para nada que sea malo para tu salud. Todo lo contrario, aporta grandísimos beneficios. Los frutos secos contienen cantidades importantes de proteínas, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas B y E. Y por supuesto las grasas buenas que contienen, que son monoinsaturadas y poliinsaturadas.

La clave para consumir frutos secos es consumirlos EN SU FORMA NATURAL, ES DECIR, NO ULTRAPROCESADA, sin nada de sal, aceites, aditivos, etc.

¿Qué nos aporta los cacahuetes?

Luego tenemos otro superalimento, que muchas personas lo clasifican como fruto seco, pero que en realidad es una legumbre: los CACAHUETES. Son las semillas de una legumbre (Arachis hypogaea), pero también sería correcto meterlos en el saco de “fruto seco” no solo por su aspecto, sino por sus propiedades nutritivas.

Los beneficios de los cacahuetes son múltiples. Son ricos en vitamina B3, acido fólico y contiene un 26% de proteína. Estas proteínas son ricas en Arginina, un aminoácido no esencial que interviene en la producción de la hormona de crecimiento y en el mantenimiento y la reparación de los sistemas inmunitario y nervioso.

También es rico en triptófano, un aminoácido esencial que es utilizado por nuestro cerebro para producir serotonina, un neurotransmisor que estabiliza el estado de ánimo y ayuda a conciliar el sueño.

Y al igual que el resto de frutos secos, la clave para consumir cacahuetes es EN SU FORMA NATURAL, SIN ADITIVOS, NI SAL NI ACEITES. Una de las maneras más populares y deliciosas de consumir cacahuete es en su forma de mantequilla o manteca, que no es más que el cacahuete tostado y molido. ¡Ojo! Hay que leer bien las etiquetas, porque a muchas cremas de cacahuetes que se venden, le añaden otros ingredientes que lo convierten en un alimento insano.

Por eso la Peanut Butter de Weider SOLO LLEVA UN INGREDIENTE: CACAHUETE.

Ideal para desayunos o medias mañanas por SU PODER SACIANTE Y NUTRITIVO. También recomiendo incluirlo en la comida pre-entreno, por su aporte energético

  • Por encima de tu crep de avena en el desayuno o cocinarlo dentro del crep incluso
  • Untado en unas tortitas de arroz o pan integral
  • Mezclada con tu batido de proteínas para añadirle más textura y hacerlo más saciante
  • Manzana y Crema de cacahuete: una de mis mezclas favoritas: troceas la manzana en láminas, pones en un cuenco pequeño entre 15 y 20 gr de Weider Peanut Butter y ¡a dipear se ha dicho!
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Celeste.jpg

Celeste González Nutricionista, entrenadora, ex-competidora de fitness y amante del deporte y de un estilo de vida saludable.