snacks saludables

Más bien yo diría: ¿qué comer cuando tienes hambre? Y es que la expresión “picar entre horas” a mí no me gusta nada de nada. Le estamos diciendo a nuestra mente “estás picando, porque tienes hambre, y no deberías, claro… no puedes aguantar a tu siguiente comida programada…” Lo primero es no sentirnos culpables o cómo si estuviéramos haciendo algo que no debemos.

Pues no, NO SOMOS MÁQUINAS que debemos comer todos los días a la misma hora sí o sí. Cada día nos encontramos diferentes, unas veces podrán pasar horas y horas y no nos acordamos de comer, entonces ¿por qué tengo que comer si no tengo hambre? Y otros, sin embargo, tendremos que hacer hasta dos pequeñas comidas hasta nuestra siguiente principal. ¿Y es malo hacerlo? No, para nada, al contrario, conectar con tu cuerpo te entrenará en un futuro para distinguir hambre de verdad y hambre emocional (comer por comer).

La clave de hacer pequeñas comidas entre las principales es SABER ELEGIR ALIMENTOS SACIANTES qué tomar para picar entre horas. Porque el objetivo de “picar algo” antes del almuerzo es aliviar el hambre, no comer algo que te provoque comer más y más. Y esto precisamente sucede cuando elegimos alimentos ultraprocesados que lo que hacen es aumentar las ganas de comer por comer y no sacian nuestra hambre real.

Snacks saludables

A lo que vamos, ¿QUÉ PODEMOS COMER? Aquí van varias propuestas de snacks saludables:

  • Partiendo de la premisa que DEBE SER COMIDA SALUDABLE, ELIGE ALIMENTOS QUE CONTENGAN APROXIMADAMENTE ENTRE 100 Y 200 CALORÍAS. Eso es más que suficiente para llenarnos y sentirnos saciados.
  • Una fruta + un puñado de frutos secos o un Yogurt con frutos secos. – excelente combinación saciante (fibra, azúcares procedentes de la fruta, grasas saludables, más fibra).
  • Un batido de proteína de suero de leche o de proteína de origen vegano. – Que lo puedes preparar con agua, con leche o bebida vegetal. Es una opción rápida y muy saciante. Incluso añadirle una pieza de fruta o una cucharada de crema de cacahuete ¡Delicioso!
  • Crep de avena. – fáciles de hacer y te aguantan horas fuera de la nevera. Con 20 – 30 gr de harina de avena más 3 claras de huevo y 1 yema suficiente. (le puedes añadir semillas de chía o lino y así le das un extra de omega 3.
  • De toda la vida: pulguita de pan integral con serrano y tomate o queso blanco y tomate. Lo acompañas con un café solo o infusión y listo.
  • Uno de los que más uso yo: Queso desnatado batido + 5 – 10 medias nueces + 1 cuadradito de chocolate negro, todo troceado y mezclado en un bol. Para merendar a mi me encanta, nutritivo y, sobre todo, que sacia y ya no querrás picar nada más.

Opciones fáciles y rápidas

Circulan por la red miles de combinaciones saludables y riquísimas para picar entre horas, pero muchas quizás muy elaboradas. Si te gusta cocinar y tienes tiempo, ¡genial! Pero en esta ocasión yo he ido a lo más práctico con opciones fáciles y rápidas porque justamente cuando quieres picar algo, estás desesperado y sin tiempo ni medios ni ganas de ponerte a elaborar un plato.

¿Otro consejo? Ten siempre a mano, bien en tu oficina, en tu bolso de trabajo, en tu coche… opciones de este tipo para un apuro, como pueden ser:

  • Fruta: como mandarina, plátano o manzana.
  • Tortitas de arroz o maíz.
  • Chocolate negro ya cortadito en porciones.
  • Frutos secos ya medidos en dosis individuales (entre 30 y 40 gr).
  • Un shaker con la dosis de proteína en polvo (solo añadir agua y listo).
  • Una barrita con una buena composición nutricional.